951 98 80 69

La labioplastia es una cirugía estética enfocada en lograr mejoras estéticas en la zona genital femenina, centrándose de forma específica en los labios menores y mayores de la vagina. Por supuesto, uno de miedos más grandes que tienen nuestras pacientes tiene relación con el postoperatorio de la labioplastia y con cómo será la recuperación después del procedimiento.

Si bien nos encontramos frente a una zona delicada, esto no significa que los riesgos sean mayores a los presentes en otras operaciones estéticas. De hecho, gracias a las avanzadas técnicas con que se lleva a cabo este proceso, es posible disfrutar de un postoperatorio bastante poco agresivo.

Antes de pasar a detallar las diferentes etapas del proceso de recuperación, lo primero en lo que tendremos que hacer hincapié será en la manera en que se aplica esta cirugía. Si no tienes mucho conocimiento sobre la labioplastia y su forma de lograr resultados, desde nuestra clínica estética de Málaga te contamos todo lo que necesitas saber.

¿En qué consiste la cirugía de Labioplastia?

Lo primero que debemos señalar es que la labioplastia es un proceso sencillo, rápido, seguro y con altos índices de satisfacción en las pacientes. Son candidatas para la operación todas aquellas mujeres que, por culpa de un excesivo o escaso volumen en los labios vaginales, vean afectada su calidad de vida.

Dificultades a la hora de andar en bicicleta o hacer spinning son sumamente comunes, así como la incapacidad de ponerse ropa ajustada debido a la exposición que presenta la zona vaginal. También podemos encontrar mujeres que no logran tener relaciones sexuales satisfactorias, y quienes simplemente buscan una mejora estética de su vagina.

En cualquier caso el procedimiento se llevará a cabo a través de algunas de las siguientes técnicas.

  • Desepitelización: Se realiza un corte en la zona del epitelio con ayuda de un bisturí o de tecnología láser, lo que reduce de forma el tamaño de los labios menores.
  • Resección: Es la técnica más utilizada a nivel mundial. Consiste en un corte en el borde de los labios menores, logrando una separación de los tejidos.
  • Resección en cuña central: Se realiza un corte en el exceso de tejido de los labios centrales, ofreciendo un aspecto atractivo y natural a la vagina.

La recuperación tras una Labioplastia

Una de las ventajas de la labioplastia es que no requerirá de hospitalización y que la paciente podrá volver a su casa durante la misma jornada. Por supuesto, será fundamental que durante las primeras jornadas se mantenga un cuidadoso reposo y se evite cualquier tipo de ejercicio físico durante tres o cuatro semanas.

En estos días iniciales la paciente sentirá un ligero dolor en la zona, el cual será tratado de forma oportuna por los analgésicos que recete el equipo médico. Poco a poco la hinchazón propia de la cirugía irá desapareciendo y los puntos se caerán por sí solos.

Un punto crucial para la óptima recuperación de la vagina es que la paciente se abstenga de mantener relaciones sexuales durante un período de entre 30 y 45 días.

Resulta indispensable que durante todo el proceso de recuperación de la labioplastia se sigan con mucho cuidado las diferentes instrucciones del personal médico y se acuda de manera puntual a las diferentes revisiones agendadas.

En el caso de que estés buscando especialistas en labioplastia en Málaga, te invitamos a que contactes con nuestro equipo médico y resuelvas todas las dudas que tengas al respecto. Estaremos encantados de darte toda la información que necesites y ayudarte a tomar la mejor decisión para tu caso.

Call Now Button