951 98 80 69

En la actualidad existen diferentes tratamientos que pueden ayudarte a mejorar la apariencia de tu vientre y lucir esa figura que siempre has soñado tener. Una de estas alternativas es la mini abdominoplastia, cuyos efectos son bastantes satisfactorios y no requiere de una cirugía particularmente agresiva para tener éxito.

Muchas personas ven con frustración cómo es que ni las dietas ni el ejercicio logran acabar de forma definitiva con la flacidez en la zona del vientre. Esta situación se suele dar sobre todo en personas que han sufrido cambios de peso drásticos, así como en mujeres que han estado embarazadas y que no consiguen combatir esa elasticidad que ha ganado la piel.

Desde Top Aesthetic Center, clínica estética en Málaga, queremos comentarte sobre la mini abdominoplastia, una operación sencilla y con altos índices de satisfacción. Si no tienes idea de lo que estamos hablando, presta mucha atención a los siguientes puntos y consigue el aspecto que tanto buscas.

Qué es una mini abdominoplastia

En términos clínicos podemos referirnos a este procedimiento como una abdominoplastia parcial. Este destaca por aplicar una técnica similar, aunque muchos menos compleja que en la versión tradicional de la cirugía. Lo mejor de todo es que es compatible con otros tratamientos como la lipoaspiración abdominal.

Antes de realizar la operación será necesario que el paciente pierda algunos kilos y elimine parte de la grasa situada en la zona. Esto se sugiere con el fin de que el cirujano pueda realizar una medida más precisa de los cortes que debe realizar y la cantidad de piel que se extraerá a lo largo del proceso.

Cómo se lleva a cabo

Qué es una Mini Abdominoplastia

La mini abdominoplastia consiste básicamente en la eliminación de una elipse de piel de unos 15 centímetros. Este procedimiento se lleva a cabo por medio de una incisión en la zona baja del vientre, para que la cicatriz posterior quede siempre oculta en la línea del bikini y no genere incomodidad en la paciente.

Esta cicatriz es muy similar a la de la cesárea horizontal y puede ser atendida mediante una serie de técnicas estéticas. Durante el transcurso de la intervención quirúrgica también será posible tensar los músculos que así lo requieran, para así lograr un resultado mucho más atractivo y garantizar la satisfacción de cada paciente.

Postoperatorio de la mini abdominoplastia

Al finalizar la cirugía serán instalados una serie de vendajes y drenajes que ayudarán a acelerar el proceso de recuperación. Una vez que estos sean removidos y que el paciente esté en condiciones de retornar a casa, se instalará una faja de compresión para así evitar problemas con las heridas y asegurar la óptima conservación de los resultados.

Los puntos externos serán retirados luego de una semana de postoperatorio, mientras que los internos desaparecerán por su propia cuenta y sin riesgos para la salud. Los cuidados posteriores incluyen un tratamiento de antibióticos, el cual suele prolongarse por unos dos o tres días. Además es importante evitar actividad física intensa durante unas 6 semanas.

En el caso de que quieras saber más al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nuestro personal y solucionar todas las dudas que tengas en relación de la mini abdominoplastia en Málaga.

Call Now Button