PREGUNTAS FRECUENTES DE MAMAS

 

En nuestro, apartado podrás encontrar las dudas más comunes que tienen las pacientes que se han sometido a un tratamiento mamario.

 

PIDE CITA GRATIS

*He leído y acepto el aviso legal y política de privacidad.

Las Preguntas y respuestas más Frecuentes

En Top Aesthetic Center contamos con profesionales de la cirugía estética de primer nivel y acreditada experiencia nacional e internacional para ayudar a la mujer a resolver sus dudas ante una prevista o posible cirugía mamaria (ya sea ésta de aumento de pecho, reducción de pecho, corrección de anomalías, levantamiento de pecho, mamas tuberosas, reconstrucción de mamas…). Los treinta años de experiencia en este sector concreto de la cirugía plástica les permiten responder a las Dras. Mª Jesús García Dihinx y Mª Lourdes Yagües a las dudas más habituales de quien está planeando someterse a este procedimiento. Y lo primero que advierten nuestras doctoras es la necesidad de ponernos siempre en las mejores manos, en las manos de un profesional. Porque sólo quien está al día con los procedimientos más innovadores, las técnicas más avanzadas en cirugía estética, los materiales de última generación, podrá garantizar a las pacientes una operación con los mínimos riesgos, el mejor resultado, un postoperatorio más cómodo y sin efectos secundarios y, sobre todo, una experiencia positiva tras la cual podrán disfrutar de la figura que deseaban.

¿Riesgos y Complicaciones que Pueden Sugir en las Operaciones Mamaria?

La cirugía de aumento de pecho o cualquier otra operación de mama, realizada con los protocolos establecidos por los cirujanos especializados no suelen tener ni deben tener riesgos significativos. De hecho, es una de las intervenciones más frecuente y con mejores resultados y seguridad. Sin embargo, es responsabilidad de todo centro médico ofrecer a los pacientes, antes de que tomen una decisión, toda la información relativa al procedimiento, e incluso los posibles riesgos, aunque estos sean infrecuentes. Porque sólo una decisión informada es una decisión correcta.

Como toda intervención quirúrgica un posible riesgo proviene de la anestesia, y aunque dicho riesgo es mínimo, el que se mantenga a niveles ínfimos depende de varias precauciones que todo protocolo quirúrgico debe cumplir: primero, un cuidado diagnóstico para detectar cualquier factor de riesgo o alergias, para ello es importante que el anestesista realice consultas previas a la operación, valorando el estado de salud y cualquier factor de riesgo conocido o desconocido por la paciente; segundo, que la cirugía se realice siempre en un centro preparado, un hospital, atendido en todo momento por el anestesista y con control permanente de las constantes de la paciente por monitores.

Otro riesgo, aunque muy bajo, es la presencia de hemorragias postoperatorias; por lo general, tras la operación, es habitual una ligera exudación de suero y sangre por los drenajes.

Algunas personas cicatrizan haciendo cicatrices gruesas y enrojecidas, que tardan muchos meses en aplanarse y palidecer, quedando posteriormente de mayor anchura que una cicatriz normal. Esta complicación es muy poco frecuente con las técnicas de sutura que utilizamos y los cuidados de la cicatriz que te recomendaremos en el postoperatorio.

El efecto de la cirugía puede originar, durante los primeros días e incluso por unas semanas, una diferente sensibilidad al tacto de la zona del pecho, el pezón, etc.; cierta carencia de sensibilidad en la zona del pezón, o distinta percepción al tacto de la piel del pecho. Son poco frecuentes y la mayoría de las veces desaparecen en un tiempo breve.

En los casos en que la prótesis no ha sido tratada con suficiente cuidado puede acarrear complicaciones por contaminación bacteriana; eso hace que nuestro organismo reaccione a ese cuerpo extraño e invasivo y forme en torno a la prótesis una capsula gruesa que modifica la forma de la prótesis y afecta también a su consistencia y tejido. Nuestro protocolo de inserción “no touch” y el uso de prótesis con recubrimiento Politech hacen que la presencia de este riesgo (que puede llevar a la necesidad de una sustitución de la prótesis) sea casi inapreciable.

¿Qué Debo Evitar Realizar Tras una Operación Mamaria?

Lo primero, funcionar como si no hubiera pasado nada: has tenido una intervención quirúrgica que ha dejado una herida externa e interna en tu organismo, el cual debe recibir los mimos y cuidados necesarios para su recuperación. Los cirujanos prescribirán una serie de pasos, pre y postoperatorios, como el recurso a analgésicos y antibióticos, el tiempo y la duración de su ingesta, el reposo, su duración, el comienzo de la actividad física y su intensidad, etc. Así, por ejemplo, deberás descansar unos días en casa, en ambiente tranquilo y relajado.

La zona intervenida debe mantenerse limpia y seca, y para mantener la forma se debe utilizar las 24 horas durante tres semanas para que el pecho adopte la forma correcta y se encuentre seguro sin esfuerzo de tensión. Sólo semanas después pueden utilizarse otros sujetadores de aros.

Es conveniente incorporarse cuanto antes (después del segundo día) a la actividad diaria, también para que la recuperación sea más eficaz y se reduzcan las molestias: por ejemplo, elevar los brazos para peinarse, o recoger objetos no pesados de estanterías o armarios. La inactividad de los músculos de la zona pasadas las 24 horas de la operación tienden a intensificar el espasmo muscular que es origen de dolores y molestias más persistentes.

¿Qué Pasos Debo Seguir en la Recuperación?

Además de lo anterior, es conveniente aconsejarse por el especialista a la hora de ingerir medicación, incluso medicación homeopática: se desaconseja consumir aspirinas (ácido acetil salicílico) antes y después de la cirugía.

De manera general, todo lo que se pueda reducir el consumo de tabaco es una medida que favorecerá la buena marcha de la cirugía; especialmente dos semanas previas a la operación y una semana después; porque es un hecho médico la influencia del consumo de tabaco en la presencia de complicaciones durante la intervención quirúrgica y la ralentización de la cicatrización de las heridas.

En cuanto a higiene: la herida no debe mojarse en el tiempo que el cirujano prescriba, aproximadamente al tercer día de la intervención; o exponerse a saunas hasta dos semanas después. En las consultas recibirás indicaciones precisas para el cuidado de la zona durante la cicatrización de la herida.

Como criterio general: evita en todo momento ponerte en circunstancias que favorezcan recibir golpes o presiones sobre la zona operada (transportes públicos concurridos, lugares de ocio, tiendas, etc. Favorece la presencia de inflamación estar durante mucho tiempo en lugares excesivamente cálidos: es preferible que pases buena parte del tiempo en lugares frescos.

No es conveniente realizar esfuerzos musculares de esa zona afectada en las dos primeras semanas (levantar pesos, sostener objetos voluminosos, etc.) aunque sí el ir incorporándote poco a poco a tu rutina diaria. Así, por ejemplo, se recomienda no conducir durante los primeros cuatro días, para evitar movimientos que puedan ser violentos y afecten a la zona operada.

Finalmente, el estado de ánimo influye mucho en la curación: evita situaciones que te generen estrés, preocupación o una excesiva alteración.

¿Se Notarán las Cicatrices Después de la Intervención?

La respuesta a esta pregunta depende de a qué cirujano acudas y con qué técnica opere. Un cirujano plástico que esté a la última en cuanto a procedimientos y avances médicos es capaz de intervenir reduciendo al mínimo la posibilidad de que la cicatriz se aprecie a simple vista, minimizando el que sea visible. Por eso, se opera con la mínima incisión, prefiriendo los lugares más discretos y que van a quedar ocultos (pliegue del pecho, areola, etc.).

¿Puedo Conocer los Resultados antes de la Operación?

En Top Aesthetic Center disponemos de dos recursos con los que nuestras pacientes pueden ver por sí mismas lo que el cirujano está proponiendo: uno, virtual; el otro, real.

Por un lado, el uso de nuestro simulador virtual en tres dimensiones nos permite mostrar a la paciente cuál será la forma que cobrará el pecho tras la operación. Se insertan los datos de la complexión de la paciente, el tamaño de los senos y se recrea la imagen de cómo se verán con el uso y la inserción de distintas prótesis (redondas, anatómicas, distintos tamaños, etc.).

De otra manera, el uso de distintos sujetadores con relleno permiten que la paciente se vea a sí misma con la nueva figura que le ofrece el implante mamario.

¿Qué tipo de Anestisia se Utilizara en la Mayoria de los Casos?

Entre los riesgos se ha hablado de los efectos negativos de la anestesia: por eso un factor que incrementa la seguridad y el cuidado de nuestras pacientes es que en Top Aesthetic Center contamos con el equipo médico (anestesistas y especialistas sanitarios) de las Clínicas Quirón; de este modo, al intervenir en un espacio médico completamente equipado, toda paciente está atendida en cada minuto por un equipo profesional para anticiparse a cualquier complicación. La sedación y anestesia se prescriben estudiando cada caso de manera colegiada entre los profesionales de la salud que intervienen en la operación considerando el caso particular de cada paciente.

¿Donde son Realizadas Todas nuestras Operaciones?

Como se ha dicho antes, toda intervención quirúrgica realizada en Top Aesthetic Center se realiza en los centros clínicos Quirón, porque sólo en una sala de operaciones completamente equipada con el instrumental médico preciso, y por el personal sanitario pertinente, podemos garantizar el acompañamiento en todo momento de la paciente, su seguridad y las garantías para el desarrollo de todo el proceso de aumento de pecho, el resultado esperado y la ausencia de riesgos operatorios y postoperatorios, así como una óptima recuperación.

¿Tienes dudas? Primera consulta GRATIS